3550 Wilshire Blvd Suite #1770 Piso #17 Los Angeles, CA 90010
16/12/2017 - 3:17:52 PM

Ofensiva para prevenir deportaciones de jóvenes inmigrantes dreamers

En momentos que se reducen significativamente las perspectivas para lograr un acuerdo este año que impida la deportación de los jóvenes inmigrantes beneficiarios del programa DACA, grupos de defensores están planeando una ofensiva durante las próximas semanas para colocar el tema otra vez entre las prioridades en Washington.

Los activistas consideran la ofensiva de diciembre como su última y mejor oportunidad para proteger de la deportación a unos 800,000 inmigrantes jóvenes protegidos por el DACA, un programa de la época del presidente Barack Obama.

Ofensiva para prevenir deportaciones de jóvenes inmigrantes dreamers

Pero enfrentan un reto difícil, en momentos que la Casa Blanca está concentrada en la reforma tributaria y el Congreso se muestra renuente a tomar medidas rápidas para salvar el programa.

A propósito, este 28 de noviembre líderes nacionales y locales se reunirán en Miami para apoyar a los beneficiarios del DACA y discutir una reforma integral de la inmigración en la primera actividad del Fondo de IMPAC (Immigration Partnership and Coalition).

Esta conversación bipartidista incluye a líderes empresariales, funcionarios electos, líderes religiosos, abogados y personas preocupadas por los inmigrantes que desean encontrar soluciones, no generar retórica divisiva.

Calificándolo de ilegal, el gobierno federal anunció en septiembre el fin del DACA tras un período de gracia de seis meses para dar al Congreso tiempo para que el Congreso encuentre una solución legislativa para los llamados dreamers, personas que llegaron al país con sus padres cuando eran niños y que es el único país que han conocido.

Esta semana comienzan varias iniciativas a beneficio de los dreamers, con caravanas que llegarán a Washington. Los activistas planean mítines frente a la Casa Blanca, sentadas en el Capitolio y otros posibles actos de desobediencia civil.

“La gente está haciendo todo lo que puede porque ven que es un momento crucial”, dijo Jeremy Robbins, director ejecutivo de Partnership for a New American Economy, una organización que trabaja con republicanos y demócratas que apoyan la protección a los beneficiarios del DACA.

La comunidad empresarial establecerá un “salón de guerra” el 6 de diciembre dentro del Capitolio, donde partidarios republicanos y demócratas pueden realizar entrevistas por satélite con la prensa nacional y local.

El salón tendrá monitores de video con mapas interactivos de los 435 distritos congresuales e imágenes en vivo de mítines coordinados en docenas de grandes ciudades del país, como Miami, Raleigh, Sacramento, Kansas City y Boise, entre otras.

Senadores republicanos como Thom Tillis, de Carolina del Norte, y Lindsey Graham, de Carolina del Sur, quienes han presentado proyectos de ley para proteger a los dreamers, han grabado videos en apoyo a esta iniciativa.

La Partnership for a New American Economy también planea lanzar una serie de anuncios digitales a nivel nacional para atraer la atención al esfuerzo para apoyar a los dreamers.

Pero la iniciativa enfrenta obstáculos significativos.

La Casa Blanca está centrada en un nuevo código tributario y dejó entrever la semana pasada que sus prioridades de inmigración no incluirán el DACA hasta que la frontera esté controlada.

“El presidente ha dejado en claro que cualquier reforma de la inmigración debe tener en cuenta primero a los ciudadanos y trabajadores estadounidenses. Sus prioridades son asegurar la frontera con un muro, cerrar los vacíos jurídicos que permiten la entrada ilegal de extranjeros, hacer cumplir la ley dentro del país y controlar a los que se quedan después que sus visas vencen, así como poner fin a la migración en cadena”, dijo Hogan Gidley, subsecretario de Prensa de la Casa Blanca.

Aunque algunos beneficiarios del DACA recibieron una o más prórrogas, aquellos cuya protección vence después del 5 de marzo perderán el permiso de trabajo y pudieran recibir una orden de deportación.

Pero incluso los demócratas reconocen que ayudar a los dreamers no está en sus principales prioridades en este momento. Ahora mismo, las negociaciones con los republicanos se centran en los nuevos límites de presupuesto, un precursor necesario de un nuevo acuerdo de gastos.

Los representantes republicanos han decidido dejar el asunto para el 2018. Sus principales prioridades son la reforma tributaria y la asistencia por desastres para financiar la recuperación por los huracanes en Texas, Florida y Puerto Rico, y de los incendios en California.

Esos republicanos saben que los demócratas van a tratar de conseguir que se incluya el DACA en un paquete de medidas legislativas a debatirse a fin de año.

El representante Joe Barton, republicano por Texas dijo por un webcast a la Cámara de Comercio de Dallas que prefiere abordar el tema en diciembre, pero debido al proyecto de ley tributario eso es poco probable.

Esas actitudes han provocado preocupación entre los defensores de los dreamers.

“Han pasado dos meses y me entristece reportar que estamos más lejos de una solución ahora que entonces”, dijo Neil Bradley, de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Los estrategas políticos que trabajan con los republicanos observan señales de que el Partido Republicano entiende las consecuencias políticas de no solucionar este tema pronto.

Anteriormente este mes, más de una docena de republicanos exhortaron al liderazgo a ofrecer una solución legislativa este año.

Un estratega que trabaja con los republicanos en materia de inmigración dijo que si el partido no logra aprobar una solución al tema del DACA, sus miembros enfrentan el riesgo de ser objeto de anuncios políticos que señalen que apoyaron proyectos de ley de gastos que incluían dinero para financiar el cumplimiento de normas de inmigración para deportar a los dreamers.

“Así me lo describió un legislador”, dijo el estratega. “ ‘Habrá 300,000 beneficiarios del DACA que perderán sus beneficios antes de las elecciones de medio período. No sé si la prensa escribirá sobre 75 o 7,500 [dreamers] en mi distrito. Pero yo voy a tener que responder a todos y cada uno de los que votaron por mi por aprobar dinero que pudiera usarse para deportar a estas personas’ ”.

El estratega, quien también ha hablado con funcionarios de la Casa Blanca, agregó que el gobierno en privado se muestra partidario de un acuerdo para proteger a los dreamers junto con una mayor seguridad en la frontera y probablemente acepte cualquier acuerdo que el Congreso ofrezca. Es una forma en que Trump puede decir que logró algo que el ex presidente Barack Obama no pudo lograr.

Eso es positivo para nosotros, aunque no queramos decirlo en público, afirmó el estratega, citando una conversación que tuvo con un funcionario de la Casa Blanca.

@elnuevoherald

La primer consulta es gratis en persona en nuestras oficinas:

Ofrecemos convenientes planes de pago a precios razonables.

(213)534-6622