Inmigrantes ya no buscan el WIC por temor a inmigración, pero no deberían tener miedo

La nueva propuesta de carga pública del presidente Trump sigue confundiendo a la comunidad inmigrante porque hay servicios públicos que no afectarían el estatus ni tampoco una solicitud migratoria en proceso.

La oficina local del WIC en Portland en el Condado Multnomah dice que desde el anuncio de cambios a 'carga pública', propuestos por el gobierno federal, la sala de espera se encuentra prácticamente vacía.

“Son muchísimas familias que han dejado de venir al programa de WIC y están perdiendo todos estos beneficios”, explica Martha Herrera, consejera de nutrición de WIC.

Los cambios propuestos a lo que se define como 'carga pública' no afectan el programa WIC.

Este servicio asiste principalmente a mujeres embarazadas, mamas lactantes y menores de cinco años a recibir ayuda con de nutrición básica, pero con el reciente cambio propuesto por el gobierno de Trump, muchas familias han dejado de asistir a sus citas o buscar ayuda.

“Ahora que salió la regla final, decidieron que WIC no es parte de la carga publica, entonces quiere decir que todas las personas pueden venir sin miedo a aplicar y pedir los beneficios de WIC”, dice Herrera.

Los únicos programas que resultarían afectados si entra en vigor la propuesta el próximo 15 de octubre son SNAP y el programa de asistencia de vivienda Sección 8.

El Departamento de Inmigración y Ciudadanía (USCIS, por sus siglas en inglés) podrá determinar si uno es o podría ser una carga publica del gobierno y por consiguiente rechazar el proceso migratorio de familias inmigrantes.

María de la Luz Acevedo ha estado recibiendo servicios de WIC desde hace 8 años y ahora debido a su tercer embarazo, no planea abandonar el programa bajo ninguna circunstancia.

“Para mí ha sido muy beneficioso porque me ha ayudado bastante en tiempos de que a veces estamos escasos de recursos”, comenta María.

El programa de WIC ofrece estos servicios sin importar su estatus migratorio, ofreciendo alimentos como leche, frutas y verduras, al igual que revisiones médicas.

“A uno como mamá también le checan el peso, el hierro, que este todo bien, pues lo de la diabetes”, explica María.

Martha dice que con los cambios a la regla publica, familias que dejan de calificar para WIC, que suele ser cuando sus hijos cumplen cinco años, es cuando se podrían presentar problemas.

“Posiblemente en el futuro ese va ser un problema, que no van a obtener las comidas como las estampillas de comida que es el SNAP, que, si está afectado, pero el WIC está abierto y le abre las puertas a todas las personas”, dice Martha.

Ella dice que para solicitar ayuda solo necesita presentar comprobante(s) de ingresos y domicilio e identificación con fotografía.

Los servicios que serian considerados como beneficios públicos son los siguientes:

  • Cualquier asistencia financiera en efectivo otorgada por una entidad federal, estatal o local para el mantenimiento de ingresos, conocida como asistencia general.
  • Seguridad de Ingresos Suplementarios (SSI)
  • Asistencia temporal para familias necesitadas (TANF)
  • Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP, o estampillas de comida)
  • Programa de la Sección 8 de Vales para el Alquiler de Viviendas
  • Asistencia para la Vivienda Publica de la Sección 9 de la Ley de Vivienda de 1937
  • Medicaid financiado por el gobierno federal, con ciertas excepciones, de acuerdo con USCIS

Inmigrantes ya no buscan el WIC por temor a inmigración

Copyright: kunptv

La primer consulta es gratis en persona en nuestras oficinas:

Ofrecemos convenientes planes de pago a precios razonables.

(213) 534-6622